Tag Archive: LUNA


La sonda no tripulada china Chang E3 ha aterrizado este sábado en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoiris), lo que convierte al país asiático en el tercero -tras EEUU y la URSS- en lograr un aterrizaje controlado en la Luna, 37 años y cuatro meses después del anterior.

El Chang E3, lanzado desde la base aérea de Xichang (noroeste del país) el pasado 2 de diciembre, y queorbitaba a una velocidad de 1,7 kilómetros por segundo, comenzó a desacelerar cuando se encontraba a 15 kilómetros de la superficie lunar y alunizó con éxito a las 21:12 horas de hoy (14:12 hora peninsular española).

La maniobra, que fue retransmitida en directo por varios canales de la televisión estatal china CCTV, duró12 minutos, en los que el aparato descendió describiendo una parábola hasta que se situó a unos 100 metros de la superficie del satélite, momento en el que planeó suavemente hasta posarse, sin apenas levantar polvo lunar.

Durante su acercamiento a la Luna, la Chang E3 (bautizada en honor a una diosa que según leyendas chinas vive en la Luna) ofreció imágenes muy nítidas de la superficie lunar, ayudada por la ausencia de atmósfera y por encontrarse en la cara iluminada del satélite terrestre.

El anterior alunizaje controlado de una nave fue el de la sonda soviética Luna 24, de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el 18 de agosto de 1976.

Los encargados del programa espacial chino eligieron Sinus Iridum debido a su superficie llana, que facilitará el desarrollo de las comunicaciones y que el robot espacial reciba luz solar suficiente para sus baterías, y a que se trata de un área de la Luna aún no explorada.

Pocos minutos después de posarse en la Luna, la Chang E3 desplegó paneles solares con el fin de acumular la energía necesaria para, en unas horas, poder desplegar en la superficie selenita el robot móvil Yutu (Conejo de Jade), el primer robot explorador lunar chino.

Yutu recorrerá la Luna tres meses

Con un peso de 140 kilos, el robot puede desplazarse a 200 metros por hora y está equipado, entre otras cosas, con cuatro cámaras y dos brazos móviles que pueden extraer muestras del suelo lunar.

Durante su misión, instalará un telescopio en la Luna por primera vez en la Historia, observará la plasmaesfera (gas ionizado que circunda la Tierra) y examinará mediante radar la superficie del satélite.

El robot explorador recibió su nombre, en una votación popular por Internet, en honor a su vez a la mascota de color blanco que, según la tradición acompaña a la diosa Chang E en la Luna.

China lanzó su primera misión lunar, “Chang E 1”, en octubre de 2007, y la segunda voló al satélite en el mismo mes de 2010.

En ambos casos, las sondas orbitaron durante meses alrededor de la Luna para recolectar imágenes e información, y una vez terminado su periodo de actividad se estrellaron en la superficie del satélite según lo previsto.

Si esta segunda maniobra tiene éxito, China marcará otro hito, ya que el único país que hasta ahora ha desplegado robots móviles en la Luna ha sido también la URSS, y la última vez que lo consiguió fue hace 40 años, con el Lunojod 2 (1973).

Los planes de la República Popular incluyen el envío de una cuarta sonda en 2015 y otra en 2017, que completará la tercera fase del programa, lograr el regreso a la Tierra.

 

Como anunciaba en el artículo de ayer, hoy dedicaremos este capítulo dedicado a la serie Lunar 100 a Sinus Iridum

En uno de los extremos del Mare Imbrium, el mayor mar de la Luna con 1200 Km de diámetro, se encuentraSinus Iridum (Bahía del Arco Iris), un bonito nombre propuesto por Riccioli para una espectacular zona lunar. Los montes que rodean esta cuenca de impacto se conocen como Montes Jura, terminados porPromontorium Laplace (extremo oriental) y Promotorium Heraclides (extremo occidental). En el mapa de situación y en la siguiente fotografía, tomada antenoche con el refractor ED 80 se pueden apreciar ambos promontorios. 

Mapa de localización. © Antonín Rükl

La siguiente imagen está realizada con un telescopio refractor de 80 milímetros para apreciar globalmente la formación: 

Sinus Iridum. © Paco Bellido, 2006

Sinus Iridum, a pesar de su aspecto de bahía limítrofe a un mar, es de hecho un cráter de unos 260 km de diámetro, lo cual lo convierte en uno de los cráteres grandes. Si comparamos su tamaño con un área conocida como el de Andalucía podremos hacernos una mejor idea de sus dimensiones. 

Comparación de Sinus Iridum y Andalucía. © Paco Bellido

Harold Urey, el químico premio Nobel que convenció a la administración norteamericana del interés que suponía el programa Apollo, creía que un meteoroide modeló Sinus Iridum y posteriormente excavó elMare Imbrium. Esta idea se ha desechado en la actualidad (como casi todas las teorías astronómicas deUrey, cabría señalar). 

La parte meridional del cráter de Sinus Iridum ha desaparecido, la explicación más probable es que el proyectil impactó en el suelo inclinado de la cuenca del Mare Imbrium y la zona sur del cráter está enterrada bajo la lava del mar. En cualquier caso esta teoría no explica satisfactoriamente todas las observaciones. Otra posibilidad es una que una falla haya fracturado la mitad del cráter. Si miramos Sinus Iridum cuando el Sol está bajo percibiremos que hacia el Promontorium Heraclides la altura del acantilado parece disminuir, los acantilados del otro lado mantienen su altura media hasta que llegan al Promontorium Laplace creando un juego de sombras impresionante. En la parte correspondiente al Promontorium Heraclide, si las condiciones de altura solar son las apropiadas y hay cierta turbulencia, puede aparecer la famosa doncella lunar de la que ya hemos hablado en este blog. 

Al suroeste del Promontorium Laplace hay dos formaciones de origen volcánico que resultan muy interesantes. Se conocen como domos Gruithuisen por su cercanía al cráter del mismo nombre, el domo Gamma tiene un cráter en su cima según evidenciaron las fotografías del Lunar Orbiter. Este hecho junto con la forma protuberante de los domos ha convencido a algunos geólogos lunares de que están formados por rocas volcánicas silícicas de forma análoga a algunas formaciones terrestres de este tipo. La importancia de este hecho radica en que la mayoría de muestras volcánicas traídas de la Luna por las misiones tripuladas son de origen basáltico. El basalto se forma por la fusión de materiales ricos en olivina y en piroxeno como el que se encuentra en los meteoritos y en el interior del manto terrestre. La existencia de basalto en la superficie de la luna implica que en el manto lunar existen rocas de olivina y piroxeno. La estructura química de los basaltos crea una lava fluida que no forma estructuras del tipo de los domos Gruithuisen que requieren un tipo de roca rica en silicio muy raro en las muestras lunares.

El gigante asiático sigue avanzando en su carrera espacial. El último ingenio en tomar contacto con la superficie del satélite fue la sonda soviética Luna 24 en agosto de 1976.

 

La sonda no tripulada china Chang E3 aterrizó hoy en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoiris), lo que convierte al país asiático en el tercero -tras EEUU y la URSS- en lograr un aterrizaje controlado en la Luna, 37 años y cuatro meses después del anterior.

El Chang E3, lanzado desde la base aérea de Xichang (noroeste del país) el pasado 2 de diciembre, y que orbitaba a una velocidad de 1,7 kilómetros por segundo, comenzó a desacelerar cuando se encontraba a 15 kilómetros de la superficie lunar y alunizó con éxito a las 21:12 horas de hoy (13:12 GMT). El anterior alunizaje controlado de una nave fue el de la sonda soviética Luna 24, de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el 18 de agosto de 1976.

China llega a la Luna con su nave Chang E3 tras 36 años sin alunizajes

 
Imagen del alunizaje retransmitido por la televisión

Los encargados del programa espacial chino eligieron Sinus Iridum debido a su superficie llana, que facilitará el desarrollo de las comunicaciones y que el robot espacial reciba luz solar suficiente para sus baterías, y a que se trata de un área de la Luna aún no explorada.

Si la maniobra se desarrolla como está prevista, “Yutu” (“Conejo de Jade”), el primer robot explorador lunar chino, abandonará la sonda para recorrer la superficie lunar durante tres meses. Con un peso de 140 kilos, el robot puede desplazarse a 200 metros por hora y está equipado, entre otras cosas, con cuatro cámaras y dos brazos móviles que pueden extraer muestras del suelo lunar. Durante su misión, instalará un telescopio en la Luna por primera vez en la Historia, observará la plasmaesfera (gas ionizado que circunda la Tierra) y examinará mediante radar la superficie del satélite.

La sonda espacial Chang E3 se posó hoy en la Luna, convirtiendo a China en la tercera nación del mundo que logra un alunizaje después de Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, informó la televisión públicaCCTV.

Tras haber accionado los retrocohetes para disminuir la velocidad, Chang E3 alunizó en el cráter Sinus Iridum, también llamado la Bahía del Arcoiris, donde desembarcará el vehículo de exploración teleguiado “Conejo de jade”.

Esta hazaña tecnológica, que marca una etapa importante en el ambicioso programa espacial chino, es una primicia en 37 años, pues es la primera vez en que una sonda logra posarse lentamente en la superficie lunar desde la misión soviética Luna 24, en agosto de 1976.

La sala de control de Pekín recibió el momento en una ola de aplausos, según las imágenes difundidas en directo por la televisión china, que mostraron el proceso final de bajada del módulo desde una altura de 15 km sobre la superficie lunar, que comenzó a las 21:00 hora local (08:00 hora peruana) y duró 12 minutos.

La prensa estatal anunció inmediatamente el “éxito” de la operación.

El módulo de aterrizaje debe desplegar una rampa que permita al “Conejo de jade”, un vehículo móvil todoterreno, descender a la superficie de la Luna.

Esta delicada maniobra se llevará a cabo “algunas horas” después del alunizaje, indicaron en un comunicado las autoridades espaciales chinas.

El alunizaje había sido descrito como la parte “más difícil” de la misión por la Academia China de Ciencias en una publicación en el perfil de Chang E3 en la red social Sina Weibo (el equivalente chino de Twitter).

Este hecho supone un último paso en el ambicioso programa espacial de China, que es visto como una muestra del creciente poder de este país en el mundo y de sus avances tecnológicos, así como del éxito del Partido Comunista al revertir la suerte de una nación que antes fuera pobre.

Chang E3 fue lanzado al espacio el 1 de diciembre por un cohete que despegó de la base Xichang, en la provincia de Sichuan.

Muchos chinos siguen el desarrollo de esta misión, motivo de orgullo nacional, y millones de ellos votaron en línea para decidir cómo bautizar al vehículo de exploración, cuyo nombre hace referencia a la mitología china.

Según la leyenda, ese conejo o liebre vive en la Luna, donde tritura el elixir de la inmortalidad en un mortero. El animal apotecario tiene por compañera a Chang’e, la diosa china de la Luna.

El vehículo es un “rover” lunar de seis ruedas que pesa unos 120 kilos y que obtiene su energía gracias a unos paneles solares.

Lanzada la misión China Chang’e3 a la Luna

 
China ha lanzado esta tarde su cohete Larga Marcha CZ-3B/GIII (Y23)desde el Centro Espacial de Xichang (XSLC), con la sonda Chang’e3 y su pequeño rover Yutu para estudiar la Luna.

La sonda tiene una masa al lanzamiento de 3780 kg cargada de combustibles hipergólicos y es una de las sondas lunares más grandes jamás lanzadas. Se espera que el pequeño rover Yutu dure en la superficie lunar 90 días.

Sólo se sabe que lleva un telescopio óptico, una cámara para observar en el ultravioleta extremo y varias cámaras panorámicas para fotografiar la superficie lunar.

La sonda alunizará en Sinus Iridum, después el pequeño rover Yutu mediante un ascensor, ya que está en la parte superior de la Chang’e3, bajará a la superficie de la Luna. La sonda lleva un sistema de reconocimiento para seleccionar el lugar de alunizaje con cámaras de alta resolución.

Anuncios

METEORITO EN LA LUNA

n meteorito de unos 40 kilos de peso golpeó la superficie de la Luna este viernes, causando un destello tal que podía ser apreciado por el ojo humano sin ayuda de la tecnología.

Un telescopio de la agencia espacial estadounidense, NASA, captó el momento en que la roca chocó con el satélite natural de la Tierra. “Explotó y causó un destello de luz casi 10 veces más brillante que el que hayamos visto nunca”, señaló Bill Cooke, portavoz de la oficina de estudio de meteoritos de la NASA.

Un satélite del organismo ahora busca el cráter, que se cree puede tener un diámetro de hasta 20 metros. Esa misma noche, varias cámaras detectaron un número inusual de meteoritos que impactaron la atmósfera terrestre.La mayoría de estos se incendia y desaparece antes de tocar la superficie.

Impacto de meteorito genera el mayor destello detectado en la Luna

El brillo fue tan intenso que cualquiera que estuviera mirando el satélite en ese momento pudo verlo sin necesidad de telescopio, afirmó la NASA.

  

Impacto de meteorito genera el mayor destello detectado en la Luna
El punto exacto del impacto aparece en color rojo en la imagen de la NASA
Foto: Reuters/NASA

CABO CAÑAVERAL.- Una roca que se precipitó sobre la superficie de la Luna generó el mayor destello de luz captado por la NASA desde que comenzó un programa para observar los impactos de este tipo en el satélite terrestre hace ocho años.El impacto fue captado por un telescopio especializado. La masa del objeto espacial fue calculada en 40 kg.

El brillo fue tan intenso que cualquiera que estuviera mirando la Luna en el momento del impacto lo podría haber visto sin necesidad de un telescopio, aseveró el organismo científico estadounidense. La explosión, ocurrida el 17 de marzo, causó “un destello que fue casi 10 veces más brillante que nada que hayamos visto antes”, explicó Bill Cooke, integrante de la oficina de estudio de meteoritos de la NASA en el Centro Espacial Marshall de Huntsville, Alabama.

Desde que se inició el monitoreo de impactos se ha registrado la caída de unos 300 meteoritos sobre la superficie del satélite. Un satélite de la NASA que orbita la Luna busca ahora el cráter recién formado, que podría tener un tamaño de hasta 20 metros.

Tras revisar grabaciones digitales, científicos determinaron que la roca espacial tenía 30 centímetros de diámetro y viajaba a unos 90.123 kilómetros por hora. El estudio de los impactos meteoríticos tanto en la Tierra como en otros cuerpos celestes tiene importancia en distintos campos de la ciencia espacial, desde las investigaciones sobre el origen de los sistemas planetarios hasta la prevención de fenómenos de este tipo que puedan amenazar a nuestro planeta.