Sus nombres son “Pegaso” y “Capitán Beto”. Fueron lanzados al espacio desde un centro espacial en China…


Sus nombres son "Pegaso" y "Capitán Beto". Fueron lanzados al espacio desde un centro espacial en China (© Gentileza EXA / Gentileza Satellogic)
Anterior1 de 12Siguiente

El satélite ecuatoriano “Pegaso” y el argentino “Capitán Beto” o “CubeBug-1, fueron puestos en órbita tras ser lanzados al espacio desde el centro espacial de Jiuquan, en el noroeste de China.

El “Pegaso”, un cubo de 10 por 10 centímetros y un peso de 1,2 kilos, transmitirá en directo imágenes y vídeo desde el espacio con fines educativos y científicos. El nanosatélite ecuatoriano fue creado por la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA) y es el primero desarrollado por el mencionado país.

Además de seguir la puesta en órbita desde China, el centro de coordinación del lanzamiento en Ecuador, situado en la localidad de Samborondón -cercana a Guayaquil- también verificó la operación mediante un enlace por satélite con el centro de mando.

Allí se encontraban, entre otras autoridades, el presidente del país, Rafael Correa, y el primer astronauta ecuatoriano e impulsor del proyecto, Ronnie Nader, quienes celebraron el éxito del lanzamiento.

En la elaboración del “Pegaso”, Exa y otras empresas privadas invirtieron 80.000 dólares, mientras que el Estado ecuatoriano aportó alrededor de 700.000 más para el lanzamiento, seguros, logística y las pruebas de certificación.

El satélite argentino “Capitán Beto”, bautizado en honor al clásico tema del cantante Luis Alberto Spinetta, tiene funciones de observación. Su peso es apenas dos kilos y mide 20 centímetros de altura por diez centímetros de lado. Fue fabricado en Bariloche por la empresa Satellogic, asistida por la compañía Invap en el marco de un respaldo del gobierno argentino nacional, que invirtió 6 millones de pesos en el proyecto.

Este satélite lleva tres equipos de estudio del propio aparato: una rueda de inercia (para controlar su actuación en el espacio), un startracker (saca fotos para establecer su posición) y una computadora para vigilar su navegación. Cada 15 o 30 segundos envía un paquete de datos, llamado baliza o beacon en inglés.

Series de números, gráficos de frecuencia y un sonido como el de las viejas conexiones “dial up” a internet, son las señas de vida del “Capitán Beto”, debidamente decodificadas por sus operadores, que en la medida que pueden las traducen en posteos en Twitter (@cubebug1) o en la página de la misión http://1.cubebug.org/.

Satellogic también tienen casi listo el próximo nanosatélite, que en virtud de su aprecio por la argentinidad y sus íconos se llama “Manolito”, en homenaje a uno de los personajes de la recordada historieta argentina Mafalda. Su lanzamiento está previsto para hacerse desde Rusia en julio próximo.

Con la incorporación de Ecuador, el número de países con satélites útiles que orbitan el planeta asciende a 58, encabezados por Rusia, que desde el mítico Sputnik cuenta con 1.457, seguido de Estados Unidos, con 1.110, y a mucha más distancia China y Japón con 140 y 134 respectivamente.

En Latinoamérica, Brasil es el país que posee más satélites en órbita (13), seguido de Argentina (9), México (7), Chile y Venezuela con dos cada uno y, finalmente, Colombia y Ecuador con uno. También está previsto que Bolivia ponga en órbita en diciembre próximo desde Jiuquan su primer satélite, el “Tupac Katari”.

Actualmente, los países que cuentan con lanzadores propios son Brasil, China, EEUU, Francia, India, Irán, Israel, Japón, Rusia y Ucrania.

Anuncios