Despegó el primer vuelo espacial privado rumbo a la ISS
Despegue del Falcon 9 en Cabo Cañaberal. En tierra, la nave Explorer, que será llevada al Johnson Space Center, en Houston. El 22 de mayo de 2012.

Por RFI

La empresa estadounidense SpaceX lanzó este martes el cohete Falcon 9 y su cápsula de carga Dragon rumbo a la Estación Espacial Internacional, a 350 kilómetros de altura. La compañía, fundada por un magnate de internet, planea llevar personas al espacio en 2015.

Es un gran paso para la aventura espacial privada. La cápsula no tripulada Dragon, de la empresa estadounidense SpaceX, partió exitosamente este martes desde Florida a bordo del cohete Falcon 9 con destino la Estación Espacial Internacional (ISS).El cohete, bautizado Falcon en homenaje a la nave tripulada por el actor Harrison Ford en La Guerra de las Galaxias, despegó del polígono de Cabo Cañaveral (sureste de Florida) a las 03H44 (7H44 GMT) tres días después de un lanzamiento cancelado.

A los diez minutos del despegue, la cápsula se separó de la segunda etapa del cohete y alcanzó la órbita terrestre. Entonces, desplegó sus antenas solares y comenzó a acercarse a la ISS que se encuentra a 350 kilómetros de altitud y a la que debería llegar el jueves.

Se prevé que este viernes a las 12H06 GMT la NASA dé luz verde para el acoplamiento mediante un brazo robótico de la ISS controlado por dos de los seis astronautas a bordo. Estos procederán a la descarga y posterior carga de la cápsula, que llevará suministros al laboratorio espacial y regresará con otros materiales a la Tierra.

El verdadero objetivo de la misión es demostrar que el sector privado está en condiciones de tomar la posta del acceso de Estados Unidos a la ISS, tras el retiro de la flota de transbordadores espaciales de la NASA el año pasado.  En pocos años, SpaceX apuesta a rebajar el alto precio que la NASA paga a Rusia -único país en condiciones de hacerlo- por trasladar astronautas de Estados Unidos a bordo de la cápsula espacial Soyuz, de unos 63 millones de dólares el pasaje.

En 2015, la empresa fundada por el multimillonario Elon Musk planea convertirse en la primera compañía privada en garantizarle a Estados Unidos el transporte de viajeros.

Aunque es privada, SpaceX recibió de la NASA unos 390 millones de dólares hasta el momento, del total de 680 millones que la empresa ha gastado en el desarrollo de la cápsula de carga, de acuerdo con la presidente de SpaceX, Gwynne Shotwell.

Anuncios